Sobreviviendo a la violencia en Nicaragua

“Mataron a mi hijo. Me duele mucho, me detruye”. Con voz baja, Patrona del Carmen cuenta la historia de su hijo José Casco, de 22 años. José es uno de los más de 300 asesinados en Nicaragua desde que comenzó el levantamiento popular el 18 de abril pasado.

José, todos lo llamaban El Chino, creció en El Viejo, un pequeño pueblo cerca de la frontera con Honduras. En esta casa familiar, Patrona se sienta debajo de una enorme imagen de él adornada con flores de plástico en azul y blanco, los colores de la bandera de Nicaragua y del movimiento por el que murió el 5 de junio.

El Pulso — 14 agosto 2018

Frauke Decoodt. Protesters with slogans and mortars.JPG

Articulo escrito en inglés, traducido por y publicado en El Pulso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s